lunes, 20 de octubre de 2008

APARATO REPRODUCTOR DEL VARÓN

La funció del aparato reproductor del varón es producir espermatozoides maduros y depositarlos en el cuerpo de la mujer para la fecundación del óvulo. Este aparato incluye los órganos que producen las células germen y las diversas hormonas, un sistema de conductos que transporta las células al exterior y diversas estructuras accesorias que facilitan el proceso. El órgano masculino de la copulacion, el pene, se encarga de inyectar espermatozoides en el cuerpo de la mujer.
Testículos: Los órganos masculinos que producen las células germen son un par de estructuras ovales llamadas
testículos. Como en el caso de muchos mamíferos, las células germen masculinas del humano no pueden sobrevivir a temperaturas muy frías o muy calientes. La temperatura interna del cuerpo es muy alta para el proceso de la espamatogenesis y, poco antes del nacimiento, los testículos descienden de la cavidad abdominal hacia el escroto, una bolsa que cuelga detrás del pene y esta suspendida del pubis.
Normalmente, los músculos están relajados y el escroto cuelga, pero en los climas fríos se contraen para llevarlos hacia el perineo, entre los muslos, a fin de conservarlos calientes.
Cada testículo consiste en unos 250 lóbulos en forma de cuña, que contienen a su vez uno a cuatro tubos contorneados estrechos, llamados tubos seminiferos, que producen los espermatozoides. Asimismo, en los testículos se localizan las células de Sertoli, que proveen de nutrientes a los espermatozoides, y las células intersticiales de Leyding que producen las hormonas masculinas.
Sistema de conductos: El proceso de la espermatogenesis dura unos 60 días en los tubos seminiferos. Después de este
tiempo, los espermatozoides requieren otras 2 semanas en el epidimo para hacerse móviles y capaces de fecundar un óvulo.
A medida que los espermatozoides viajan de los testículos a la uretra, diversas glándulas aportan secreciones para nutrirlos y darles vitalidad.
Semen: Durante la eyaculación, se secretan unos 2 a 6 ml de semen, o liquido seminal, cuya cantidad depende del tiempo transcurrido entre las eyaculaciones. Cada descarga de semen contiene varios cientos de millones de espermatozoides, las secreciones de las glándulas accesorias y el moco de las situadas a lo largo de la uretra. La cuenta de promedio normal de espermatozoides es de unos 120 millones por ml. El semen es viscoso y lechoso cuando se secreta, pero rápidamente se torna liquido en reposo por
acción de las enzimas hidroliticas de la próstata.
Pene: Su tamaño varia, pero suele tener 15 cm por 2,5 cm, cuando se encuentran en
erección. Esta fijo a las paredes anterior y lateral del arco pubico, enfrente del escroto. El pene esta formado por tres columnas longitudinales (cuerpos cavernosos) de tejido eréctil unidas por bandas fibrosas y cubiertas de piel. Normalmente es una estructura flácida. Durante la estimulación sexual, los cuerpos cavernosos se llenan con sangre y el pene se hace turgente (rígido) y erecto. El flujo de sangre hacia los senos cavernosos depende del sistema nervioso autónomo. La estructura cónica abultada de la punta del pene se llama glande y contiene el orificio externo de la uretra. El glande esta recubierto por un pliegue de piel retráctil, el prepucio, que con frecuencia se extirpa en la circuncisión, poco después del nacimiento.